¿Cómo empapelar?

El papel pintado es un excelente recurso que se utiliza para revestir las paredes principalmente. Sin embargo, no siempre se sabe cómo empapelar adecuadamente. Para ello, hay que seguir las recomendaciones de los fabricantes que se encuentran en los rollos o contar con la ayuda de un profesional. Pero si estás decidido a hacerlo por ti solo, te contamos cómo hacerlo paso a paso.

Primero, los materiales que vamos a necesitar son los siguientes:

Materiales necesarios para empapelar.


Cuando se tenga todo el material preparado se ha de seguir los siguientes pasos:


1. Comprobando el papel. Desembale los rollos de papel, compruebe que los rollos del mismo modelo pertenecen al mismo lote de producción  para que la tintada sea la misma.  Fíjese en los símbolos para saber las características del papel con por ejemplo si es lavable, resistente a los rayos UV, etc.


2. Superficie. Hay que ver sobre qué tipo de superficie vamos a colocar el papel pintado.

  • Sin pintar: aplicar estuco para corregir las imperfecciones que tenga.
  • Pintada: hay que quitar la pintura con una espátula.
  • Empapelada: si es vinílico, simplemente se retira la capa vinílica tirando hacia arriba, se aplica estuco para corregir las imperfecciones y se lija. Si es vinilizado, únicamente se lija la superficie.


3. Cortando el papel. Mida y corte las tiras de papel necesarias según la altura de la pared a empapelar.  Para un ajuste más preciso en los extremos añada 3 cm. por arriba y otros 3 cm. por abajo que luego cortará. Añada la misma medida en todas las tiras de papel para que el ajuste sea óptimo.  Tenga en cuenta el raport del papel al preparar las tiras de papel y numérelas para que coincidan los dibujos.


4. Aplicando pegamento. Hay distintas formas de encolar dependiendo del fabricante (a la pared o al papel o ambas). Cubrir con cola el papel, mediante una brocha o un rodillo, teniendo muy en cuenta los bordes. Dejar secar 5 ó 10 minutos antes de adherir a la pared o plegar el papel sobre sí mismo.


5. Primera tira. Al colocar la primera tira, para asegurarnos de que la tira queda totalmente vertical nos ayudaremos de un nivel.  No debe fiarse de los ángulos entre paredes ya que a veces no son completamente verticales.


6. Obstáculos. Como interruptores o enchufes en la pared. Para empapelar estas zonas, hay que cortar la luz y quitar los embellecedores. Una vez hayas recubierto estas zonas, hay que hacer dos cortes en diagonal sobre estas y cortar los triángulos sobrantes. Si se trata de un radiador, hay que realizar incisiones para rodear las partes pagadas a la pared y para que baje el papel hay que colocarle peso, para ello se pueden utilizar unas pinzas.


7. Ajustando a la pared. Presionar ligeramente con una espátula o cepillo con movimientos diagonales, siempre desde arriba hacia abajo y desde el centro de la tira hacia los extremos, de este modo reduciremos en gran medida la aparición de burbujas.


8. Limpiando los restos de pegamento. Retire los restos de cola que han podido aparecer en las juntas, hágalo con una lija de grano fino o una esponja suave ligeramente humedecida y secar rápidamente con un paño seco para evitar manchas indeseadas en el papel.


9. Papel sobrante. Recorte el sobrante de papel superior e inferior con un cúter, corte con cuidado ya que algunos papeles al estar humedecidos podrían llegar a rasgarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s