Un papel pintado que evita el robo de tu red wifi

Robar el wifi es el “délito” más de moda hoy en día, siempre existe aquel vecino que aunque pongamos millones de medidas de seguridad para nuestra red wifi consigue acceder a ella provocando un descenso de nuestra velocidad contratada y lo peor de todo, que estemos pagando un servicio de internet del que aprovecha todo el que quiere.  Pero tenemos la solución, existe un papel pintado que evita que sigas teniendo este problema.

Este papel pintado ha sido diseñado por el Centre Technique du Papier y el Institut Polytechnique Grenoble INP. El papel contiene partículas de plata impidiendo así por frecuencia que la señal wifi lo atraviese.  Este papel lo único que frena es el wifi ya que con el resto de señales no tiene el mismo efecto.

El gran problema de este invento es que no podemos empapelar toda nuestra casa incluyendo el techo, los suelos, etc… asique al final el wifi podrá salir por algún lado.  Actualmente no está en el mercado pero estará disponible en breve y a buen precio.  Aunque este invento no esté del todo acabado, los investigadores trabajan en crear una película transparente que tenga el mismo efecto.

Como estáis viendo el papel pintado está evolucionando de tal manera que llega a limites insospechados, no sólo es un elemento de decoración, sus utilidades y versiones son infinitas.

LED Wallpaper

Como buenos investigadores de los adelantos del mundo del papel pintado e informadores a todos vosotros de estos mismos, hoy tenemos algo muy especial que os sorprenderá muchísimo: LED Wallpaper.

El diseñador alemán Ingo Maurer ha desarrollado LED Wallpaper, un papel pintado que integra luces led en su diseño. Este invento recibió el premio Interior Innovation Award 2012: Best of Best.

LED Wallpaper incorpora una instalación de luz en el papel pintado que sirve para recubrir las paredes. Para su colocación no hay que ser un experto técnico, el revestimiento se adapta a la superficie y se conecta a la red eléctrica.

Los creadores han impreso un circuito electrónico sobre el papel. A lo largo de las distintas conexiones se distribuyen los dispositivos led, de menos de 3 milímetros de diámetro.

Cada una de las tiras contiene 840 leds de 60 vatios en total. El papel repite un mismo patrón formado por cuatro figuras geométricas distintas en blanco, azul y rojo.

Los leds se conectan a un alimentador que se coloca detrás de un rodapié de aluminio y que constituye la unidad de control.  Las luces pueden ser reguladas mediante un mando. Pero lo mejor es que los clientes pueden encargar sus propios diseños y personalizar el producto.

Nos encantaría saber vuestra opinión sobre esta gran evolución del papel pintado hecha realidad, podéis comentarlo con nosotros en el blog en nuestro Twitter o en nuestro Facebook.